miércoles, 29 de noviembre de 2017

PILASTRES ESMAZCARAES





Y nun puedo contener el llatíu que me ruxe adientro, 

nes tripes, 

más paecíu a rabia qu'a impotencia

y de xemes en cuando déxase cayer moyáu poles mios zanques solliviando los mios planos,

dexándome en paz.  


Igual qu'esta agua amao y deseyao ,

esti mugor templao qu'esnidia sigilosa

poles columnes y enredaderes 

que suxetaben la entrada de la mio casa. 


                               Que yera la to casa.




Columnes de izquieras y arciaes distalmente 

y viceversa.


Enredaderes foranes que namá sollivien cuando vives la so ausencia.



Columnes vertebrales y viscerales.



Enriedos  venaos.



Columnes imprudentes, allocaes, irreflexives y enrevesoses.



Columna que colingaba esti cuerpu desconocíu qu'un  

día foi'l mio abrigu


y agora vivu equí, 



nel mio fríu...nel mio mugor perfeutu..





------------------------------



PILARES DESENMASCARADOS


Y no puedo contener el latido que me ruge adentro, 

en las tripas, 

más parecido a rabia que a impotencia

y de vez en cuando se deja caer mojado por mis muslos aliviando mis planos,

dejándome en paz.  


Igual que esta lluvia amada y deseada ,

esta humedad cálida que resbala sigilosa

por las columnas y enredaderas 

que sujetaban la entrada de mi casa. 


                              Que era tu casa.



Columnas de izquieras y resquebrajadas distalmente 
y viceversa.

Enredaderas foráneas que sólo alivian cuando vives su ausencia.

Columnas vertebrales y viscerales.

Enredos  perturbados.

Columnas imprudentes, alocadas, irreflexivas y enmarañadas.

Columna que  columpiaba este cuerpo desconocido
que un día fue mi abrigo

y ahora vivo aquí, 

en mi frío...en mi humedad perfecta...







lunes, 6 de noviembre de 2017

ESCORIA


Sois la escoria.

La parte más ingrata d'un corazón negru, 
quemáu, 
clisáu.. 


La vergüenza de l'alma d'un monte insurxente
el desdeñu de los mios pies en resistencia.

El día ente día infecto 
          que toi condergada a alendar.

El arpa harpía excretora 
de melodíes en plenu desenvolvimientu y
          que toi condergada a tocar 
colos mios deos desbarajustaos dafechu.

Sois la plaga invasora 
l'esterminiu d'unos principios yá extintos
pente  manos rares y cizañoses , 
estremos de les feríes abiertes
de países estraños.

Sois les babes de los vieyos verde fosforito
el fósforu qu'encendió la vela del deséu porcaz
los deseos imposibles, 
absurdos , incompletos,...
la llapada que al soplar 
apagágase 
pol escesu que vive na vuesa cuspia.


Sois la mano que nunca eches, 
el cable peláu que nun val pa na.

La ponzoña, 
la folla, 
la nada negativo multiplicada por cero 
elevada a infinitu... 

(Non,  nun sois tan insusuales)

Sois , a la fin, l'escrementu na suela
d'un zapatu nada previsor.

Doivos tol mio espaciu trescaláu de despreciu 
les mios manos
por qu'empecéis a facer daqué  y a usales un pocu
los mios oyíos 
por qu'empecéis a "sentir"
y  tamién la mio llingua 
por qu'empecéis  con urxencia a besala 
o quiciabes, a falala...









--------------------------------------------






Sois la escoria.

La parte más ingrata de un corazón negro, 
quemado, 
eclipsado.

La vergüenza del alma de un bosque insurgente
el desdén de mis pies en resistencia.

El día a día infecto que estoy condenada a respirar.
El arpa harpía 
excretora de melodías en pleno desarrollo
y que estoy condenada a tocar con mis dedos 
completamente desbarajustados.

Sois la plaga invasora 
el exterminio de unos principios ya extintos
entre ajenas manos cizañosas ,
extremos de las heridas abiertas
de países extraños.

Sois las babas de los viejos verde fosforito
el fósforo que encendió la vela del deseo grosero,
los deseos imposibles, absurdos e incompletos,
la llama, que al soplar se apaga 
por el exceso que vive en vuestra saliva.


Sois la mano que nunca echas,
el cable pelado que de nada sirve.

La ponzoña, el barro, 
la nada negativa multiplicada por cero 
y elevada a infinito...
No, que no sois tan insusuales. 

Finalmente sois el excremento en la suela
de un zapato nada previsor.

Os doy todo mi espacio impregnado de desprecio
mis manos
para que empecéis a hacer algo y a usarlas un poco,
mis oídos 
para que empecéis a "sentir"
y , si acaso, también mi lengua 
para que empecéis  con urgencia
a besarla o tal vez , a hablarla.

jueves, 2 de noviembre de 2017

VIDA Y MEDIA TARDE






Llegaste tarde 

con ese olor a mandarina que dejaba tu abrazo,
con el gozo asomando por el rabillo de un ojo,
con  mil risas custodiadas para exhibirlas conmigo,
con tu deseo.

Llegaste

con los bolsillos reventados por las ganas,
con las olas batidas a punto de nieve 
para derramarlas amoroso por mi espalda, 
bebiendo  gotas de  lluvia plata.

Viniste

mostrando un corazón latiendo 
vivo, entre la palma de tus manos
abiertas.

Llegaste tarde,
una vida y media tarde...









lunes, 2 de octubre de 2017

TIEMPO





El tiempo iba pasando,
lacerando mi piel,
haciendo trizas el alma del cual ni siquiera soy dueña.

Nunca lo fui.

El tiempo 
se empeñó en meterse 
dentro del reloj que cuelga de las paredes tristes
de los salones estáticos 
y sin escrúpulos llenó mis poros de telarañas y polvo,
hizo pequeños mis ojos y dejé de ver.

El tiempo se gastó .

Como moneda de cambio
se invirtió en falacias,
en fulanos y fulanas llenas de ingratitud,
en trabajos mal pagados, 
en hipócritas de profesión,
en sonrisas pintadas de rosa,
en marionetas 
y en funambulistas torpes de la soledad.

Pasó, 
deteriorando a su paso 
cualquier  atisbo de vida.








jueves, 21 de septiembre de 2017

ENSIN TONOS NI AFALAGOS



    I.


Fáltenme los tos afalagos nel pelo 
que yeren como arpexios pal son del mi sentir,
que yeren daqué máxico 
y la partitura de la mio vida.

Les notes yeren les rises de ca'un
que s'asitiaben como páxaros enriba'l pentagrama...

Naguo por elles cola melena desafiná
coles mueles na mano y la piel d'espartu
berrando colos güeyos zarraos
pa nun perder nin una llárima más,
afogándome en secu,
cola mirá en baxu
yendo a palpu
pa nun escaecer nin un rincón de la to cara.

¿Cuántos besos fáltenme hasta volver  topales?
¿Cuántos meses van caeme pente los pelos
como babes de diañu burllón tocando'l xiblatu?

Yá nun quiero nin sabelu.






II.

Dende equí pésame dicivos que yá nun vos oigo cantar
nin siento la zanfoña que frotábeis con tanta gracia
nun siento más que´l turuyu avisando
y el rabel de los pastores.
Nun siento'l esbardu ni al llobu aullando 
pente eses peñes, 
deos amputaos d'un flauteru que nun sabía sopla-y al vientu .

Quedo equí mesmo sentá
cola respiración entrecortá
que ye la que tien por mi y nun me dexa cayer,
quedo ansina nesti argayu pegá'l humeru  
esperando a que vuelva a sonar la botella d'anís y la carraca
que'l carrascu ta esperando yá'l avientu
y duelme el gargüelu 
de nun ser a entonar cancios 
ensin ti.







----------------------------------------------------------




SIN TONOS NI CARICIAS

Me faltan tus caricias en el pelo 
que eran como arpegios para el son de mi sentir
que eran algo mágico 
y la partitura de mi vida.

Las notas eran las risas de cada uno
que se colocaban como pájaros encima del pentagrama...

Las anhelo con la melena desafinada
con las muelas en la mano y la piel de esparto
llorando con los ojos encerrados
para no  perder ni una lágrima más,
ahogándome en seco,
con la mirada al suelo
yendo a ciegas
para no un olvidar ni un rincón de tu cara.

¿Cuántos besos me faltan hasta volver a encontrarlas?
¿Cuántos meses me caerán entre el pelo,
como babas de diablo burlón tocando el silbato?

Ya no quiero ni saber.




Desde aquí siento deciros que ya no os oigo cantar
ni siento la "zanfoña" que frotabais con tanta gracia
no siento más que el "turuyu" avisando
y el "rabel" de los pastores.
No siento al osezno ni al lobo aullando 
entre las peñas, 
dedos amputados de un flautista que no  sabía soplarle al viento .

Quedo aquí mismo sentada
con la respiración entrecortada
que es quien me sostiene y no me deja caer,
quedo así en este resquebrajo, junto al "humeru"  
esperando a que vuelva a sonar la botella de anís y la "carraca"
que el "carrascu" está esperando ya a diciembre
y me duele la garganta 
por no  ser capaz de entonar canciones 
sin ti.






zanfoña: instrumento musical tradicional
turuyu: instrumento musical tradicional
rabel: instrumento musical tradicional (utilizado en el pastoreo) 
humeru: aliso
carrascu: acebo










domingo, 16 de julio de 2017

LAS 15:52



Verde era la colina, 
donde, sin pensarlo demasiado,
vomité tu recuerdo,

mas no me abandonó.

Rojos eran los zapatos, 
que arrastraban mi cuerpo amarillo y penitente,

mas no me llevaron a ningún lado.

Gris, sólo gris y sucio 
el suelo del tren que, 
entre vaivenes y cimbreos de tono violeta,
me acunó en el arrullo
que quise durara siempre,

mas no fue así.

Llegué a la ciudad.

No había color.

sábado, 8 de julio de 2017

PENITENCIA




Sangré por cada poro de mi piel 
y una a una 
todas las rosas que no guardaré,
las cosas que ya no veré,
los hijos que ya no tendré,
y los besos que ya no daré.

Desaté las venas del deterioro 
y lanzándolas al viento
las hice volar.

Mi corazón era un cometa 
y al bombeo
llovía plasma
empapando los bosques con mi propio linaje.

Me encaré con el cielo, 
con los pies entre charcos y el ceño fruncido
y le cuestioné.

Él siguió a lo suyo.

Yo rota, calada y en cuadrupedia
me agarré bien al barro encarnado
y surgió el desencanto de mis huesos hechos trizas.

El dolor era un calvario,
un empeño del destino infecto, 
una penitencia, 
una oración a destiempo, 
la comunión de un niño estropeado.

Y no hay nada que se me pueda decir,
ninguna palabra vuestra bastará para sanarme. 

Me obcequé buscando alivio
como los lobos se empeñan en aullar  
lo que a mí me consume por dentro.